Contribuir como ingenieros y arquitectos agremiados, con la sociedad, el ambiente y la seguridad humana, a través de un ejercicio profesional responsable, actualizado, ético e innovador; aunado al fortalecimiento y la defensa de la profesión, sirviendo como referente técnico.